lunes, julio 27, 2015

La Monalilia y sus estrellas colombianas, en Conaculta

Primera nota sobre el nuevo proyecto literario, La Monalilia y sus estrellas colombianas:

Prepara becario del PECDA seis cuentos donde aborda la problemática de los adolescentes
  • La Monalilia y sus estrellas colombianas, título del proyecto de Nazul Eliel Aramayo 
Demian, de Hermann Hesse, novela que narra el paso de la niñez a la madurez de Emil Sinclair, fue el libro que despertó en el becario Nazul Eliel Aramayo García el gusto por las letras y, en consecuencia, el proyecto La Monalilia y sus estrellas colombianas.
Aramayo García, egresado de la carrera de ciencias de la comunicación por la Universidad Iberoamericana de Torreón, es beneficiado por el Programa Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artísticos (PECDA) del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), quien recuerda que su interés por escribir surgió cuando cursaba el bachillerato.

Después de tomar algunos talleres de escritura y obtener las herramientas que la misma carrera le proporcionaba, comenzó a escribir sus primeros relatos y poemas que publicó en su propio blog Un kilo de cadera no es cadera. Poco a poco adquirió más lectores que disfrutaban de sus relatos, por lo cual su trabajo comenzó a darse a conocer en forma más amplia.

Por ese tiempo fue becario de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña (FECAC), en el área de Juventud, durante el periodo 2007-2008. Tiempo después fue beneficiario también por el programa de Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, posteriormente y ya con experiencia y los múltiples cuentos que tenía en su haber, decidió darles forma de novela para convertirlos en su primer libro: Eros dìler.

En este sentido, señaló que esta novela es un viaje por las calles de una ciudad intoxicada, donde prostitutas, travestis, devotos de la Santa Muerte, cholos, adictos, bailarines gastados, poetas y morritas, a través de las drogas, el alcohol, el sexo y la poesía, dan vida a los días y noches del centro de esta ciudad.

Con una escritura inesperada y fresca, Eros díler encarna una apuesta y un ambiente, más allá de las anécdotas de los personajes, es una experiencia, una inyección del veneno que la noche expulsa. Esta novela que publicó en 2011 fue considerada una de las mejores del año por el periódico Reforma.

En entrevista con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el becario precisó que en 2013 ganó el XXIX Premio Nacional de Cuento Magdalena Mondragón de la Universidad Autónoma de Coahuila por el cuento La Monalilia y sus estrellas colombianas, trabajo significativo por ser el primer cuento largo, además de haberlo escrito para su novia, quien en ese momento era la Monalilia, razón por la cual en el volumen narra la historia de cómo se conocieron y cómo comenzó su relación.

Nazul sintió que las historias de algunos personajes del cuento, como la de la Monalilia, se habían quedado inconclusas, por lo cual decidió continuar con los relatos y es así como surge el proyecto del mismo nombre, ahora beneficiado por el PECDA.

La Monalilia y sus estrellas colombianas es un compendio de seis cuentos donde el joven escritor relata historias relacionadas con la familia, las relaciones de pareja y cómo la familia te puede ayudar o destruir, narrados a través de adolescentes y jóvenes adultos.

La Monalilia es una chica llamada Lilia aficionada al equipo de futbol América y devota de la Santa Muerte, quien también es adicta a la “mona”, tipo de droga inhalada que se obtiene al humedecer una estopa con algún solvente industrial, de ahí surge el sobrenombre del mismo personaje.

En esta serie de cuentos la Monalilia participa en casi todos, no siempre como personaje principal, pero forma parte de estas historias que narran huidas de casa, uniones libres, peleas, adulterio y encuentros familiares. Las estrellas colombianas hacen referencia a los grupos de cumbia que la Monalilia admira. Al conjuntar la Monalilia y las estrellas colombianas es como crear su propia orquesta musical a este personaje.

Cada uno de los cuentos tiene su propio desarrollo autónomo de los demás, independientemente de que la Monalilia participe en ellos, las historias no tienen relación entre sí.

Estos cuentos son narrados con ritmo literario que hace alusión al ritmo de la cumbia, vistos con humor a pesar de la temática cruda y cotidiana; narrados con la intención de que el lector no se detenga a pensar o analizar, sino que siga en su lectura, disfrutando de los personajes y circunstancias.

El narrador, adjudicado a un personaje joven, es un testigo que a lo largo de la historia no se menciona su nombre, tratando de esconder su identidad para que sea el lector quien la descubra.

Dedicar estos cuentos al tema de la familia surgió al considerar que en el ámbito personal se encontraba por una etapa en la que buscaba regresar a la familia, retomar ese acercamiento, recordar su infancia en la que solía jugar y pasear con sus primos, hasta llegar a la adolescencia cuando poco a poco esas costumbres familiares se abandonan; además, el contacto con adolescentes, debido a que su trabajo actual como profesor de literatura y ciencias sociales en el nivel medio superior, le ha permitido conocer problemáticas familiares de los jóvenes.

Nazul Eliel cuenta también con publicaciones en revistas, como Acequias, Replicante, Punto en línea de la UNAM, así como la columna Ahogaperros en Suplementodelibros.com.

En este momento el becario del PECDA está enfocado a terminar este compendio de cuentos, ya que tiene la intención de concluirlo este año para que a inicios del próximo La Monalilia y sus estrellas colombianas esté publicado y sus lectores disfruten de estas historias.
CHR
México / Distrito Federal

http://www.conaculta.gob.mx/detalle-nota/?id=40994

No hay comentarios.:

Publicar un comentario