miércoles, diciembre 28, 2011

Reescrituras involuntarias y mamirris de Torreón en Eros díler



Nazul Aramayo ya promociona su obra
Es la primera novela del ganador del programa editorial del Ayuntamiento y JUS.


Torreón .- “Después de revisar el borrador con los editores de JUS en el Distrito Federal, llegué a Torreón y descubrí que los archivos se habían borrado del disco duro de mi computadora, y como pude, rescaté algunos archivos para comenzar de nuevo y se volvió a borrar buena parte de la novela Eros Díler, no podía encontrar los respaldos y tuve que reescribir la historia.

Todo eso fue muy bueno, porque lo que llegó a la editorial como definitivo fue el producto de varios borradores, de varias revisiones involuntarias”, dice Nazul Aramayo sobre su primera novela, que fue seleccionada por el programa editorial del Ayuntamiento de Torreón y la editorial JUS de la Ciudad de México.

Ganador de dos becas para el desarrollo literario, Aramayo perteneció al taller literario de la Universidad Iberoamericana Laguna, donde trabajó sus textos con los escritores Jaime Muñoz y Julio César Félix; también asistió al taller de Saúl Rosales, estuvo en retórica con Andrés Luna, en el DF y mantiene contacto con los escritores laguneros Marco Chávez y Carlos Velázquez.

La historia de la novela habla de un joven que trabaja en una tienda del centro de Torreón y tiene relaciones con muchachas que también son empleadas en tiendas, está sumergido en el mundo de las drogas y la vida desenfrenada, es un poeta que parte de un autobiografía, necesaria para crear ficción

Cuestionado sobre su producción literaria actual, Nazul responde que está trabajando en una historia sobre la cumbia, el cumbión en La Laguna a través del grupo Chicos de Barrio.

El joven autor viajará a San Luis Potosí en enero próximo y estará pendiente de la aparición de “Eros Diller”. Como parte de esta faceta de su vida literaria, Nazul Aramayo forma parte del sitio www.suplementodelibros.com, donde hacen reseñas de libros, presentan novedades editoriales en el mismo tono desenfadado y juvenil.

Ángel Reyna


Milenio Laguna. 28 de diciembre de 2011.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario