jueves, septiembre 29, 2011

El diario del ron, de Hunter S. Thompson


Paul Kemp es un joven periodista que llega de Nueva York a Puerto Rico para trabajar en el San Juan Daily News, un periódico al borde de la bancarrota, con problemas con los sindicatos y lleno de periodistas misántropos, desengañados, fracasados y ambiciosos. Kemp descubre que la isla es un animal que te devora.

El diario del ron es la primera novela del periodista gonzo Hunter S. Thompson, la cual se publicó en 1998, después de años de permanecer guardada. Esta novela confirma a Thompson como un narrador nato, dueño de una voz que va del humor mordiente a la desilusión, del desmadre a la nostalgia por el paraíso perdido, creador de personajes tan misántropos y corruptos como empáticos.

La mejor manera de iniciar el día cuando se trabaja a partir de las 12pm es con un trago de ron y una hamburguesa en el Patio de Al, lugar improvisado en un traspatio donde la pernsa gringa se junta para beber y hacer algo que disminuya el aburrimiento y "la tensión que se materializa en lugares donde los hombres sudan las veinticuatro horas del día".

No hay página sin ron. Es normal ver a los personajes borrachos en la oficina o cubriendo notas policiacas o sociales. La vida en Puerto Rico es, por un lado, cocteles y fiestas para recibir a los inversionistas, fotos con empresarios y diplomáticos. La prensa, naturalmente, tiene barra libre. Desenfreno en cruceros, carnavales sin límite en la isla de St. Thomas, peleas en cantinas, sexo a las orillas del mar. Y junto al ron, el poder del dólar.

Por otro lado, Puerto Rico devora. El jefe del Daily News sabe que todos sus empleados son unos buitres, ladrones, ratas, vividores, borrachos, enfermos y psicópatas que lo llevarán a la ruina. Incluso llega a pagar una fianza de más de dos mil dólares cuando meten a Kemp y dos periodistas más a la cárcel. Para seguir en este mundo los periodistas se convierten en rémoras. Son unos trotamundos que van de una ciudad a otra. Kemp lo sabe. Así como trabaja para el Daily News escribe artículos para New York Times y folletos de viajes para inversionistas extranjeros. Describe la isla como un paraíso dispuesto a ser saqueado: “Me pagaban veinticinco dólares al día por contribuir a arruinar el único lugar que, en el curso de los diez años pasados, me había sentido en paz. Me pagaban por mear en mi propio lecho, por así decirlo, y me encontraba allí sólo porque me había emborrachado y me habían detenido y, a partir de ese momento, me había convertido en un mero peón de quién sabe qué operación de alto nivel destinada a salvar las apariencias".

La novela se mueve con agilidad y vértigo. Paul Kemp vive con mayor crudeza la verdadera cara corrupta de las ambiciones de Estados Unidos en Puerto Rico. Ve a sus compañeros de trabajo tan corruptos como sus jefes. Es el pragmatismo total. Y naturalmente, el ron jamás deja de fluir. Quizá es algo que los une. Como la aventura, la ambición, el deseo de irse a otra parte del mundo.

http://www.suplementodelibros.com/2011/09/diariodelron-hthompson/

Reseña
Thompson, Hunter S. El diario del ron. Editorial Anagrama. Traducción de Jesús Zulaika. Barcelona, España, 2002.

En librosampleados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario